Formación Pastoral

Nuestros espacios de formación te brindan la oportunidad de explorar nuevas perspectivas que te guíen al descubrimiento y entendimiento de tu llamado y la forma en que Dios desea que lo cumplas.

Escuela de Formación Pastoral

Es un espacio de aprendizaje no tradicional y un proceso de mentoría, cuyo propósito es enseñarte cómo vivir el ministerio de forma saludable, y no solamente aprender los qué haceres del ministerio. Es un espacio de transformación y confrontación de los paradigmas de vida en el ministerio que has aprendido a lo largo de los años, bajo la luz de la Palabra y guía del Espíritu Santo. 

Foto 8b
Noches
Certificados
Seminarios

Únete a la comunidad global de pastores y líderes

Suscríbete a nuestra lista de correo electrónico, para mantenerte al tanto de recursos, eventos y noticias.

ESPACIOS UNO A UNO

La Consultoría Pastoral es un proceso de acompañamiento seguro y confidencial, diseñado para fortalecer y apoyar a pastores y líderes, ofreciéndoles orientación y apoyo práctico para su crecimiento, desarrollo personal y ministerial. La primera sesión con la pastora Mónica Prieto es completamente gratis.

ESPACIOS GRUPALES

Las Mentorías Grupales están dirigidas a pastores y líderes que deseen profundizar en temas fundamentales de la vida en el ministerio con el fin de desarrollar Salud Vivencial y cumplir con el propósito de Dios para sus vidas.

Doy gracias a Dios por permitirme participar en esta capacitación. Solo quiero decir que ahora puedo ver el ministerio pastoral desde una perspectiva muy diferente a la que creía o fui enseñado que era.

Todos los intensivos han sido de gran bendición para nosotros, a pesar de no ser pastores, como miembros de la iglesia necesitamos tener claridad de la identidad que tenemos para ser servidores útiles dentro y fuera de la iglesia. Entendimos que debemos edificarnos de acuerdo a nuestro llamado y no esperar una fecha especifica para evangelizar. Gracias por instruirnos y por guiarnos en estos tiempos. Anhelamos seguir preparándonos!

Un tiempo que nos enseña a evaluarnos de manera profunda. Aunque tal vez algunos llegaron sin la intención de abrir su corazón, el Espíritu Santo nos abrió el codazo fuertemente.

1-4
2-3
3-4