Categorías
Liderazgo

“Líder” y “liderazgo”

Un acercamiento etimológico para su definición bíblica en el contexto de su práctica en la iglesia

No encontramos la palabra líder en los manuscritos originales de los textos de la Biblia. Es uno de esos términos que la iglesia le ha pedido prestado al mundo empresarial y político y social para definir una función que existe en la iglesia que existe, y que, aunque no existe el término en la Biblia, si aparece el concepto.

Ahora, podemos tomar muchos términos modernos prestados para referirnos a aspectos de nuestra vida (ser) y ministerio (hacer) en Cristo como comunidad de fe, pero la mayoría de las veces esos términos vienen acompañados de definiciones que son buenas pero incompletas con relación a decirnos e informarnos en cuanto a nuestra naturaleza y misión como iglesia o la naturaleza y práctica de ciertas funciones dentro de la comunidad de fe.

Como con otros términos que hemos pedido prestado, pero que no son nuestros, nos encontramos en la necesidad de redefinirlos de acuerdo con la Escritura para que cuando los usemos entonces realmente nos informen y le informen a la iglesia cómo comportarse y cómo ser y hacer.

La forma en que definimos un término es la forma en que vamos a actuar. Equipo es uno de esos términos. Y claro está que líder y liderazgo son otros tales.

Etimología y origen de las palabras líder y liderazgo

Líder es una palabra que proviene del inglés leader y que se define como una persona que guía o dirige un grupo. Y liderazgo es la posición o función de un líder.

Según el diccionario de inglés estadounidense Webster,la palabra leader aparece hacia el siglo XIV y leadership (liderazgo) surge en la mitad del siglo XVIII.

La Biblia y las palabras líder y liderazgo

En las versiones más recientes de la Biblia, se usa en el AT la palabra líder en remplazo de las palabras cuya traducción literal sería príncipegobernantesjefecaudillos. En el NT se usa la palabra líder para referirse a palabras griegas cuya traducción literal sería guíasdirigentesgobernantesprincipalesobispos y ancianos.

Ahora, para nosotros entender y poder definir a qué nos referimos cuando hablamos de un líder o nos referimos al liderazgo de la iglesia, necesitamos definir esas palabras partiendo de la narrativa de la Palabra y no de la narrativa política o empresarial. En esta dirección quiero definir líder y liderar desde los términos que son usados en el Nuevo Testamento para referirse a los encargados de presidir en la iglesia.

Los encargados de “liderar” la iglesia eran llamados:

  1. Ancianos (gr. presbuteros: mayor en edad. El término es tomado prestado de la organización en la sinagoga judía. Ej.: Hechos 14:23)
  2. Obispos (gr. episkopos: inspección, superintendente, oficio. Ej.: Hechos 1:20; 1 Timoteo 3:1)
  3. Pastores (gr. hegeomai: conducir el camino, presidir, tener el gobierno. Ej.: Hebreos 13:7, 17, 24)

Anciano (presbuteros) era el nombre judío y obispo (episkopos) el griego para el mismo cargo.

Ahora, si Pablo y Bernabé “constituyeron ancianos [presbuteros] en cada iglesia” (Hechos 14:23) y Pablo en particular nos expresa que “el que anhela ser constituido obispo [epsikopos] buena obra desea” (1 Timoteo 3:1), ¿qué es lo que están entendiendo sus primeros lectores?

La posición de los ancianos (presbuteros) entre los judíos se define por el calificativo en los relatos de los Evangelios y el libro de los Hechos:

  1. Principales: gr. archiereus (S. 749), ser primero en rango o poder.
  2. Influyentes: gr. protos (S. 4413), el primero en tiempo, lugar, orden, importancia.

Y los principales [archiereus ] sacerdotes y los más influyentes [protos] de los judíos se presentaron ante él contra Pablo, y le rogaron” – Hechos 25:2 (RV60)

Luego Pablo se refiere a los ancianos de la iglesia como:

  1. Aquellos que tienen cierta reputación: gr. dokeo (S. 1380). Otros te recuerdan con buenos ojos como aprobando tu forma de ser y hacer.
  2. Aquellos que son columnas: gr. stulos (S. 4769), endurecer (tomar firmeza, consistencia, dureza) para sostener, respaldar. De ahí, columna.

“Pero subí según una revelación, y para no correr o haber corrido en vano, expuse en privado a los que tenían cierta reputación [dokeo] el evangelio que predico entre los gentiles […] Pero de los que tenían reputación [dokeo] de ser algo (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa; Dios no hace acepción de personas), a mí, pues, los de reputación [dokeo] nada nuevo me comunicaron […] y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas [stulos], nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión.” – Gálatas 2:2, 6, 9

Una definición bíblica de líder con relación a la iglesia local

Tomando en cuenta los términos usados en el Nuevo Testamento para referirse a los que dirigían o presidían la iglesia y los calificativos con los cuales aparecen, podemos construir una definición de líder y liderazgo alineada con las Escrituras en cuanto a la posición y función de liderar en la iglesia.

Es decir, para el diccionario un líder es una persona que dirige o guía un grupo, pero en la iglesia un líder es alguien que tiene el oficio (episkopos) de presidir (hegeomai) ocupando el primer lugar en rango y autoridad (presbuteros), lugar desde el cual:

  1. Es influyente porque tiene “cierta reputación” y la comunidad de creyentes considera importante lo que cree y opina, prestándole atención.
  2. Es columna porque sostiene y respalda la comunidad de creyentes.

A esta definición debemos agregarle que el Nuevo Testamento ubica a estos “líderes” en un espacio de liderazgo:

  1. Pluralista – siempre es una posición junto a otros. Cuando se nombran a estos líderes en relación a su posición, siempre se lo hace en plural y con otros líderes. Ej.: Hechos 15; Gálatas 2.
  2. Reproducible – siempre es un oficio para el cual están discipulando a otros para ejercerlo.
Daniel Prieto
Website | + posts

Daniel y su esposa Mónica comenzaron en el año 2006 Conexión Pastoral, organización sin fines de lucro que es un ministerio dedicado al desarrollo de iglesias, pastores y líderes saludables que cumplen con la misión de Dios, y a través del cual ministran y equipan al pastor, su familia y su ministerio, además de desarrollar la Escuela de Formación Pastoral, donde cada año cientos de pastores y líderes de todo el mundo están siendo formados como personas y como ministros según el corazón de Dios.

La pasión y llamado de Daniel es multiplicar, formar y habilitar la mayor cantidad de lideres de vida que cumplan con la misión de Dios alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *